Boda en San Justo y Pastor

Nuestra tercera boda como fotógrafos de boda en Granada y en plena pandemia es una de esas bodas que cuando las ves como fotógrafo te dan ganas de casarte y eso a pesar de las mascarillas y las restricciones.

La alegría de Ana Belén y Javi fue tan sincera que contagiaban, irradiaban felicidad por los cuatros costados y eso es lo que hace que una boda marque la diferencia. En estos tiempos todos estamos deseando vivir momentos bonitos, en los que se vea un poco amortiguado lo que está pasando y cuando una pareja decide a pesar de todo, que el amor es más fuerte que una pandemia se hace la magia.


Esta boda además ha sido muy especial para nosotros como fotógrafos de boda porque es la segunda que hacemos en la familia y si ya nos encanta nuestro trabajo, cuando nos tratan tan maravillosamente bien, es que no tiene precio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *